Cultura Organizacional Remota: El siguiente reto a superar

Cultura Organizacional Remota

Remote working: Capacidad de ser productivo sin estar físicamente en una oficina.

El mundo laboral cambia a una velocidad vertiginosa. Al inicio del presente siglo todos estábamos conscientes de que el futuro del trabajo sería a distancia. Sin embargo, nadie se hubiera imaginado que ese cambio se daría de una manera repentina y abrupta. La actual pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida de un día a otro, tanto en lo personal como en lo profesional, en pocas palabras, el trabajo a distancia llegó para quedarse. El reto al que se enfrentan las empresas es cómo consolidar una cultura organizacional remota, que permita cumplir con los objetivos de la organización.

Diversas empresas a nivel global como WordPress (leer caso de estudio de HBR), Kimberly & Clark, Unilever, entre muchas más han implementado modelos de trabajo a distancia desde hace algunos años, obteniendo resultados extraordinarios con una excelente cultura, según una encuesta de Forbes, 91% de los trabajadores a distancia se sienten más satisfechos que trabajando de manera presencial. Sin embargo, todas las organizaciones tienen incertidumbre sobre cómo transitar a un modelo de trabajo a distancia con una cultura organizacional remota, funcional e integrada a los objetivos de la empresa.

Comunicación asertiva y confianza en el equipo

La clave está en dos palabras, comunicación y confianza. Con una comunicación asertiva entre todos los miembros del equipo y la delegación de confianza a los mismos, se pueden lograr grandes cosas. Con estos dos elementos el peso recae en el liderazgo de los gerentes y directivos. Hoy más que nunca se necesita un liderazgo sólido que empuje a la organización al cumplimiento de las metas aún con un equipo distribuido.

Prepárate para lo que viene teniendo en cuenta estos nuevos retos a los que tu organización se enfrentará:

  • Si antes no habías probado esquemas de trabajo a distancia existirán problemas en su abrupta implementación.
  • La comunicación presencial nunca será igual a la comunicación remota.
  • Corres el riesgo que tu equipo de liderazgo sea deficiente al ejecutar remotamente.
  • El área de tecnología puede verse sobrepasada con las nuevas herramientas que implementarás.
  • Falta de compañerismo y sentido de pertenencia al propósito y los objetivos a lograr.

Por eso todos deben estar al tanto de los cambios hacia una cultura organizacional remota. No se deben abandonar ni olvidar los valores que nos hicieron llegar hasta aquí, nuestra misión y razón de ser. Es por ello que la comunicación es vital en el trabajo a distancia, es lo que mantendrá al equipo motivado y concentrado en sus objetivos, además de integrarlo a la comunidad. Hoy en día la tecnología nos permite conectarnos con quien queramos en cuestión de segundos, las plataformas tecnológicas son una herramienta clave para el trabajo remoto, los departamentos de tecnología deben de proveer canales de comunicación efectivos y eficaces, deben de habilitar una nube tecnológica que permita accesibilidad y conectividad total 24/7, además de proveer recursos tecnológicos que hagan más fácil el trabajo.

La cultura a distancia requiere una mejor organización personal

¿Cómo adaptarse, cómo transitar y cómo aprovechar lo que nos ofrece el trabajo a distancia?, en primer lugar, la cultura organizacional remota debe ser el eje de todas las actividades, comunicar constantemente dicha cultura es muy importante; implementar un esquema híbrido, 1 día de trabajo desde casa sólo es el inicio; aprovechar el talento de manera remota nos abre un mundo de posibilidades, además de clasificarnos como una organización Remote Friendly; ahora bien, para el trabajo efectivo lejos de tu equipo:

  1. Prepara tus actividades desde un día antes y tu espacio donde llevarás a cabo el trabajo.
  2. Planifica el día, divide tu tiempo conforme a tus actividades a realizar.
  3. Asegura tu privacidad durante tu trabajo, sin distracciones.
  4. Toma descansos cada cierto tiempo, trabajar remoto no significa trabajar todo el tiempo.
  5. Haz juntas virtuales formales e informales con tu equipo, la cercanía es más importante que nunca.
  6. Revisa tu trabajo, cierra y prepara tus actividades para el siguiente día.

Por último, es importante separar (o integrar) el ambiente personal y laboral para fortalecer la cultura remota. Tendremos que adaptarnos a las nuevas tendencias del siglo XXI, los ambientes de trabajo, los nuevos productos y servicios demandados por los equipos, las nuevas tendencias sociales, entre muchos factores más. Como líderes debemos aprender a crear una cultura a distancia con una asertividad que muevan a nuestras organizaciones sin perder de vista nuestra misión y razón de ser.

¡Únete!

¡Sé parte de la mejor comunidad de empresas en crecimiento y recibe lo último sobre el Futuro del Trabajo!